¿Estudia usted Kundalini?

 
Si usted es profesional del estudio de la energía kundalini o tiene un sitio web sobre kundalini contáctese con nosotros para que su web-site aparezca en este en este lugar.
 
 
Compartí en Facebook

Compartílo en Twitter

Envía esta página

Otras Redes



Kundalini

Kundalini es la concentración de energías divinas y primordiales, representadas por una serpiente, que nacen desde el chakra raiz, concentrando toda la energía sexual y básica del ser, y circula de forma ascendente por los 7 campos energéticos hasta llegar a la corona. Cuando esta energía es concentrada es muy poderosa, transmutándose en energía espiritual de alta frecuencia, permitiendo activar habilidades tales como la conexión con otros planos de existencia y dominio de ciertos aspectos físicos.

La energía Kundalini, es propia del hinduismo y son varias las doctrinas que utilizan este concepto, tales como el tantra o el yoga. Aú n asi, el concepto del uso de la energía de la serpiente ha sido tomado por otras doctrinas tales como el budismo o en el taoismo.

La representación de Kundalini en una serpiente generalmente entrega dudas, ya que en la cultura occidental, la serpiente ha sido denigrada simbólicamente por el mito de la tentación de Eva en el Paraiso. Sin embargo en muchas culturas la serpiente ha sido venerada como por ejemplo en Egipto donde los faraones llevaban un serpiente en sus coronas o en muchas culturas chamánicas donde la serpiente es el símbolo de la sabiduría.

La utilización de esta energía requiere de gran prudencia y su enseñanza solo se hace de maestros expertos en tal manipulación (yoguis), a alumnos seleccionados y debidamente preparados, ya que el poder que otorga esta energía puede ser utilizado de forma peligrosa. También los maestros esperan el momento indicado para el despertar de esta energía, ya que el despertar prematuro de la serpiente es también peligroso.

Es importante destacar que esta energía sutil no se encuentra en el cuerpo físico, sino en a la parte sutil llamada dentro del hinduismo sukshma sharira o cuerpo etérico y no pertenecen al plano físico de existencia. Se simbolizan partes del cuerpo relacionadas o puntos de conexión, pero estas energías no pertenecen a ellos, sino que están simbolizados en ellos.

En el camino del despertar de esta energía existe un comienzo en sueño, con la serpierte dormida enroscada 3 veces en el chakra raiz o muladhara. Allí para lograr tan solo despertarla, se deben recorrer un sinnumero de pruebas y sacrificios para lograr la purificación. Estos tienen inicialmente el objetivo de suprimir el deseo, para transformar esa energía en luz. De ahí que por ejemplo, el derrame de semen, es una pérdida enorme de energía que directamente anula el despertar de la serpiente. No solo se trata de suprimir el deseo sino también la sombra de ese deseo.

Una vez despierta la serpiente, comienza su ascenso y se encuentra con el primero de los obstáculos, llamado el Nudo de Brahma, situado en el primer chakra. Brahma es el creador de los nombres y las formas, el nudo se desata desgarrando las ataduras de los apegos y el compromiso. Este nudo hace a las personas duales con la necesidad de opuestos para entender y evita que la mente pueda convertirse en unidireccional.

Kundalini encuentra su segundo obstáculo a la altura del corazón, en el chakra Anahata o chkra 4. Allí se encuentra el Nudo de Vishnú o Granthi Vishnú . Este nudo ata al ser al deseo de mantener el conocimiento antiguo, sus tradiciones, sus ideas espirituales. Todas esas teorías terminan siendo ilusorias si ya está roto anteriormente el nudo de las formas y los nombres. Ya no existe estructura y al desarmarse el nudo aparece la energía de la compasión o Karuna.

En el ascenso Kundalini se encuentra su tercer obstáculo a la altura del entrecejo, donde se situa el sexto chakra, Ajna. Aquí se topa con el Nudo de Shivá o el Granthi Rudra. Aquí los obstáculos son las ataduras con el tiempo y elo mundo del pensamiento. Al disolver este nudo aparecen se accede al éxtasis de la percepción.

El tercer obstáculo es Granthi Rudra y está localizado en el área del tercer ojo. Es el último nudo, y tras deshacerlo se puede acceder al éxtasis. Aquí se cruzan los Nadis Ida y Píngala desintegrándose respectivamente en las ventanas de la nariz izquierda y derecha. Como canales solares y lunares, Ida y Píngala están unidos al tiempo. Tras este cruzamiento en el chakra Ajña, se disuelve la conciencia atada por el tiempo y se puede establecer en el infinito.

Finalmente la serpiente se desenrosca, asciende y despierta se dirige a la corona o Sahasrara, el séptimo chakra despertando visiones maravillosas y sentidos sobrenaturales, desarrollando asi los poderes del alma, producto de unir el cuerpo físico con el espíritu, integrando los dos principios que se ven inicialmente como opuestos y que en realidad son parte del mismo mundo. Asi se fusionan las energías dentro de un cuerpo individual y ú nico en conexión con el todo.



Relacionados

• Chakras
• Hinduismo
• Aura
• Prana
• Nirvana
• Kama Sutra
• Tantra
• Bhagavad Gita

 


 


 | Cont@ctenos Copyright © 2011-2016 - Asociación de Estudios Antropológicos Mikao Usui