¿Hace usted musicoterapia?

 
Si usted es profesional de la musicoterapia o tiene un sitio web sobre musicoterapia contáctese con nosotros para que su web-site aparezca en este en este lugar.
 
 
Compartí en Facebook

Compartílo en Twitter

Envía esta página

Otras Redes



La Mú sico terapia

La Mú sicoterapia es la terapia mediante la cual, se utilizan sonidos, estructuras rítmicas, trozos musicales, en todas sus formas con participación activa o receptiva de un paciente o grupo, para lograr en él o ellos, diferentes resultados a nivel psicológico, que van desde la ayuda en la comunicación, las relaciones y el aprendizaje, hasta la capacidad de expresión. A través de la musicoterapia se pueden lograr cambios positivos a niveles físicos, emocionales, mentales, cognitivos y hasta sociales.

La mú sica, o mas bien los sonidos han sido siempre utilizados como herramienta de sanación. En las culturas ancestrales encontramos utilizados desde tiempos inmemoriales el uso de tambores y sonidos de la naturaleza, incluso bailes rituálicos que apuntan a la sanación. Si tomamos la historia en occidente de la musicoterapia debemos remontarnos a 1500 Años AdC donde hay datos acerca del uso de la mú sica con fines terapéuticos en la civilización egipcia.

En la primera mitad del siglo XIX, el trabajo científico del austríaco Émile Jaques-Dalcroze, mú sico, compositor y educador musical quien desarrolló un método para el aprendizaje y experimentación de la mú sica a través del movimiento. Dalcroze sostení­a que el organismo humano es susceptible de ser educado eficazmente conforme al impulso de la mú sica y en función de esto se dedicó a unir los ritmos musicales y corporales, sus discí­pulos fueron los pioneros de la Terapia Educativa Rí­tmica.

Otra persona importante en la historia de la musicoterapia fue realizado por el belga Edgar Willems, pedagogo, educador, y terapeuta, que realizó investigaciones y experiencias en el terreno de la sensorialidad auditiva infantil y en las relaciones mú sica-psiquísmo humano. Willems es además creados del "Método Willems", el cual propone una serie de fases que deben trabajarse en las clases de mú sica, las que incluyen:
  • Desarrollo sensorial auditivo.
  • Desarrollo del instinto rítmico.
  • Canciones elegidas pedagógicamente.
  • Desarrollo de “tempo” y del “carácter” mediante marchas.

También el compositor Aleman Karl Orff (mas conocido por ser el compositor de la bellisima obra Carmina Burana), quien en 1930 creo el "Método Orff", un método pedagógico para la enseñanza musical, también conocido como schulwerk (trabajo escolar en alemán). Orff sostenía que la creatividad unida al placer de la ejecución musical permite una mejor socialización y establecimiento de una buena relación con el terapeuta, así­ como un aumento de la confianza y autoestima.

Las demostraciones científicas acerca de la musicoterapia, indican que los patrones que se encuentran en la mú sica, producen patrones de actividad eléctrica cerebral coherente, lo que ayuda a producir un mejor funcionamiento del cerebro no solo en los procesos cognitivos sino también en las funciones vegetativas del ser humano.

La musicoterapia podría incluirse dentro de la gama de las terapias que buscan sanación a través de las vibraciones y la resonancia. Si tomamos en cuenta que el cuerpo humano está compuesto por energía y que la energía es movimiento, estas, son suceptibles a las diferentes frecuencias de onda que se pueden producir a través de los sonidos, que no son mas que frecuencias electromagnéticas.

Los diferentes componentes de la mú sica afectan al cuerpo humano de la siguiente manera:

La influencia de cada uno de los elementos de la mú sica en la mayoría de los individuos es la siguiente:
  • Altura: Cuando se escuchan notas agudas el sistema nervioso se pone en alerta. Las notas graves producen tranquilidad.
  • Armonía: Cuando se escuchan acordes consonantes, se vibra en equilibrio, los disonantes producen agitación y preocupación.
  • Instrumentación: los diferentes instrumentos pueden apuntar a diferentes sentimientos. Un tambor muchas veces otorga vitalidad y seguridad, un violín puede evocar melancolía, etc.
  • Intensidad: El volumen en la mú sica puede alterar o calmar a una persona dependiendo de cuan fuerte se escuche.
  • Ritmo: Cuando se escuchan ritmos lentos se insta a la paz y la serenidad y los rápidos activan la parte motriz del cuerpo, también es util para la expresión.
  • Tiempo: Cuando es lento instan a la calma, tranquilidad y si la velocidad va en aumento se busca exitación y alegría.
  • Tonalidad: Cuando se escuchan tonos mayores se busca extroversión y alegría. Los menores melancolía e introversión.
En la actualidad la musicoterapia es una ciencia y quienes realizan este tipo de terapias son terapeutas especializados en el tema. 



Relacionados

• Aromaterapia
• Cromoterapia
• Aura Soma
• Cuencos Tibetanos
• Fangoterapia
• Solfeggios
• Biodanza

 


 


 | Cont@ctenos Copyright © 2011-2016 - Asociación de Estudios Antropológicos Mikao Usui