¿Hace usted Radiónica?

 
Si usted es profesional de la Radiónica o tiene un sitio web sobre Radiónica contáctese con nosotros para que su web-site aparezca en este en este lugar.
 
 
Compartí en Facebook

Compartílo en Twitter

Envía esta página

Otras Redes



La Radiónica

La radiónica es un método de sanación a distancia, utilizando en algunas ocasiones instrumentos y en otras solo percepción. La filosofía detrás de esta terapia es que el ser humano está compuesto integramente de energía, al igual que todo lo que está en este plano de consciencia. Si en su estructura energética se produce un desequilibrio, el mismo puede ser restaurado mediante la aplicación de un estimulante de esa energía. A su vez la energía vibracional de la persona está alrededor suyo, un pelo, una uña, objetos personales, están impregnados de la energía de esa persona y vibran junto con ella, por lo que no es necesario la presencia de la persona en el lugar de la aplicación del tratamiento.

La radiónica, deriba de la radioestecia. Su origen, es muy antiguo también, si tomamos como práctica de radiónica a lo que hicieron siempre los chamanes en diferentes culturas de sanar a personas a distancia a través de conjuros y enviando energía tan solo con un objeto personal de esa persona. En concreto para lo que conocemos hoy como radiónicas se utilizan aparatos electrónicos para lograr la sanación.

En occidente a nivel mas científico, se puede decir que el origen de la radiónica parte del médico estadounidense Albert Abrams, no muy célebre por cierto, ya que fue considerado un estafador en su época que se dedicó a vender máquinas que decía que podían diagnosticar cualquier enfermedad. Incluso se dice que falsificó su doctorado en medicina.

Mas allá del triste comienzo de esta disciplina, la sola idea propuesta de que existe un componente mas pequeño que una célula y que un átomo como componente del todo, no estaba errada, y abrió la puerta para que se investigara sobre esa cuestión.

Con una historia mucho mas feliz, La quiropráctica Ruth Drown prosiguió el trabajo de Abrams, y es ella quien descubre
que el tratamiento de una enfermedad se podía hacer a distancia. Fue una de las primeras mujeres en la ciencia occidental en decir algo como:
"Todos nosotros vivimos inmersos en un gran campo de energía que rodea e impregna la Tierra, por consiguiente a través de este todos estamos interconectados."

Esta idea está mas desarrollada en la teoría de "campos morfogenéticos" propuesta por el biólogo y filósofo británico Rupert Sheldrake. Sheldrake sostenía que los campos morfogenéticos contienen toda la información concerniente a la estructura y forma de cada organismo, y esto incluye el material "inorgánico".

Estos campos tienen una estructura holográfica, omnipresente en el universo y que puede ser hallada igualmente.

Hay que tener en cuenta que los campos morfogenéticos no son electromagnéticos y existen en un plano diferente al de tiempo-espacio, tal como lo conocemos.

Hoy en día existe una gran gama de productos que emiten ondas de radio con aplicaciones terapeuticas, que emiten grandes cantidades de energía, y percibirlas también. Dentro de los tipos de instrumentos existen 3 clases, activo, que energetizado con corriente electrica. Pasivo, que está parcialmente energetizado. Finalmente el hibrido: alternan entre uno y otro.

Terapéuticamente la radiónica se aplica, entre otras cosas para:
  • Alergias
  • Asma
  • Artritis
  • Reuma
  • Afecciones orgánicas generales
  • Afecciones emocionales
  • Problemas en el sistema nervioso
  • Parasitosis
  • Osteoporosis
  • Desequilibrios glandulares
  • Várices
  • Problemas circulatorios.
  • Ulceraciones de la piel
  • Enfermedades del aparato respiratorio.

El campo de aplicación de la radiónica no solo es aplicable a la medicina humana, también es aplicable a:
  • Agricultura
  • Veterinaria
  • Control de plagas
  • Conservación de alimentos
  • Purificación de aire
  • Geobiologia



Relacionados

• Radioestecia
• Medicina Cuántica
• DEI
• Eutonía
• Física Cuántica
• Terapia Onnetsu

 


 


 | Cont@ctenos Copyright © 2011-2016 - Asociación de Estudios Antropológicos Mikao Usui