¿Hace usted lectura del tarot?

 
Si usted es profesional del tarot o tiene un sitio web sobre tarot contáctese con nosotros para que su web-site aparezca en este en este lugar.
 
 
Compartí en Facebook

Compartílo en Twitter

Envía esta página

Otras Redes



El Tarot

El tarot es un sistema de adivinación en el cual se utilizan cartas con un simbolismo especifico de cada una de ellas.

El Tarot emplea un lenguaje simbólico que permite una interpretación libre, pero que guarda en si misma realidades muy profundas, las que son encontrables con mucho estudio y práctica.
Una de las cosas que sorprende enormemente es que nunca se termina de aprender. Los mas grandes tarotistas son aquellos que hasta los últimos días de sus vidas, lo siguen estudiando y lo mas asombroso es que hasta ese momento, siguen descubriendo nuevas cosas.

Si bien hay muchas versiones sobre su origen, casi no hay dudas de que las laminas originales corresponden al tarot de marsella, y podría situarse su origen en el siglo XV. El motivo del origen del mismo, no tuvo nada que ver con la creación de un oráculo adivinatorio sino mas bien con esconder secretos de una manera apropiada y difícil de descubrir para quienes perseguían por esos entonces a quienes practicaran cualquiera de las artes esotéricas. Para el vulgo de la época, las laminas eran un simple juego inofensivo. La mejor forma de esconder las cosas, es cuando el adversario ni siquiera sabe que existe algo que encontrar.

En esencia el Tarot es una serie de 78 cartas, divididas en en dos grandes partes las cuales se denominan Arcanos mayores (22) y Arcanos menores (56), que tienen la capacidad de revelar como funciona internamente nuestra propia mente y el mundo que nos rodea.

El Tarot, lejos de encontrarse cerca de la superstición, es un medio formidable para conocerse a uno mismo y a desarrollar la propia intuición, con la cual nacemos todos, pero que si no la cultivamos la vamos perdiendo.

En el tarot existen 22 arcanos principales cuyos significados generales son los siguientes:


El Mago: Fuerza de voluntad. Control. Sangre fría. Habilidad. Astucia. Autodominio.
La Papisa: Protección maternal
La Emperatriz: Maternidad o embarazo efectivo y positivo. Concepción de un proyecto que se canaliza positivamente. Puede existir un poder en ejecución de magia blanca.
El Emperador: Persona constante en su trabajo, buen padre y buen jefe. Tiene un realismo práctico y no olvida la justicia. La autoridad y la voluntad llevan a concretar cualquier proyecto.
El Hierofante: maestro artesano o artista. Alguien con dignidad y sabiduría a quien se acude por un consejo. Refiriéndose al consultante puede tratarse de una persona que está lista para emprender un camino espiritual.
Los enarmorados o Los dos caminos: Facilidad de contactos y relaciones, también opciones difíciles de elegir.
El Carro: Autonomía, dinamismo, confianza de si mismo autoridad y enorme capacidad para trabajar bajo presión y enfrentarse a situaciones difíciles y de conflicto.
La Justicia: Equidad, Imparcialidad, sentido práctico.
El Hermitaño: Vejez, soledad, busqueda de conocimiento, paciencia, prudencia.
La Rueda de la fortuna: Dinamismo, constancia, optimismo.
La Fuerza: Persona fuerte no solo física sinó psíquicamente. Confiada de si misma y apasionada, con voluntad y actitud ganadora.
El Colgado: persona que voluntaria o forzosamente está atada a algo material o espiritual.
La Muerte: Indica un cambio profundo. Es el fin de algo.
La Templanza: Consiliadora, tolerante, optimista, equilibrada y flexible.
El Diablo: Persona fuerte y de gran magnetismo animal y poder que ejerce con gran fuerza. Esta fuerza puede ser destructora o constructora. En general habla de personas egoistas, calculadoras, frias, interesadas.
La Torre: Momento difícil tienden a actuar impulsivamente, con resultados desastrosos.
La Estrella: Amor, ternura, sensibilidad, optimismo.
La Luna: Personas emotivas, soñadoras y pasivas. Superficiales y sumamente dependientes.
El Sol: Claridad, y ejecución con honor.
El Juicio: Realización, decisión.
El Mundo: Situación controlada y con pronóstico favorable.
El loco: Alta iniciativa. Huye de las responsabilidades. Carece de planes y está de vuelta en vuelta, perdido. Es ansioso, insatisfecho, nervioso e intestable.




Relacionados

• Crtistalomancia
• Quiromancia
• Cafeomancia
• Velomancia
• Runas
• Brujería
• I Ching
• Numerología

 


 


 | Cont@ctenos Copyright © 2011-2016 - Asociación de Estudios Antropológicos Mikao Usui